lunes, 18 de junio de 2012

Coreografía de la Cueca

LA CUECA Y SU COREOGRAFÍA
Cuando analizamos los movimientos coreográficos de la Cueca, debemos considerar que además de sus aspectos formales, existe toda una serie de elementos expresivos propios de cada pareja y cada bailarín que es muy difícil de explicar, pues alude a toda la gama de gestos y miradas que también ayudan a la comunicación corporal entre hombre y mujer.
Sin olvidar, entonces, este código más personal, podríamos describir tres instancias del baile que nos ayudaran a conocerlo mejor: sus pasos, desplazamientos y uso del pañuelo.


PASOS


Los más comúnes son:

El valseado, que es llamado así por ser muy parecido al paso de vals y que se usa para avanzar o retroceder frontalmente.



El paso de tijeras o deslizado, que sirve para desplazarse lateralmente, donde el pie derecho da un paso a la derecha, usando media punta del pie, y el izquierdo cruza por delante al derecho y se apoya con peso. Se usa para efectuar los giros o vueltas dentro del desplazamiento.



El escobillado, llamado así por su parecido al movimiento que se realiza cuando se escobilla el piso con el pie. Generalmente se efectúa después de la primera vuelta, durante la primera parte de la seguidilla, aunque también puede usarse antes. Consiste en apoyar el pie izquierdo con peso y cruzar en el aire el pie derecho, primero frontal y luego retrocediendo y flectándo un poco la rodilla derecha, todo esto sin levantar el pie izquierdo del piso y luego cambiando de pie.



El zapateado, generalmente se realiza luego de la segunda vuelta, en la segunda parte de la seguidilla y antes del remate. Consiste en zapatear el piso, alternando los pies al compás de la música. El hombre zapatea con fuerza y la mujer con más sutileza.



DESPLAZAMIENTOS

Los desplazamientos coreográficos de la Cueca se efectúan dentro de un círculo imaginario compartido en partes iguales por la pareja. 

  • Comienza la danza con la invitación al baile que realiza el varón a la dama.
  • Durante el preludio instrumental se realiza el paseo tomados del brazo. El hombre deja a la mujer en su puesto y quedan frente a frente a un par de metros de distancia.
  • Al iniciar el canto se hace la vuelta inicial que tiene muchas variantes, siendo la más utilizada la vuelta entera con medio giro sobre el hombro derecho.
  • El baile continúa con la llamada media luna y el floreo, que consiste en hacer semicírculos de derecha a izquierda en los que el hombre sigue a la dama y trata de acercarse a ella mientras ésta escapa hacia el otro lado.
  • Al terminar la cuarteta y comenzar la seguidilla, los bailarínes dan una vuelta que consiste en cambiar de frente, siempre avanzando hacia su derecha.
  • Continúan la media luna, ahora con el escobillado, durante los primeros versos de la seguidilla.
  • Al repetir el cuarto verso de la seguidilla más su agregado ("sí", "mi alma", etc.) se hace la segunda vuelta con cambio de frente. 
  • Continúan la media luna, ahora haciendo el zapateo.
  • Junto con el remate se hace la vuelta final, también por la derecha y que puede terminar con el hombre ofreciendo el brazo a la dama para continuar con otro pie de cueca o con el hombre rodilla en tierra. 



USO DEL PAÑUELO
Ciertamente no existe una forma única de tomar y mover el pañuelo durante el baile. Lo que sí es importante destacar es la importancia expresiva del uso de este elemento, quizás como una extensión del propio cuerpo y como un aliado que reafirma el estilo y la personalidad de cada bailarín. 
Generalmente el pañuelo se toma con una mano, aunque en ciertos pasajes del baile, como en el zapateo, es común que se tome con ambas manos. La mujer lo mueve dibujando "ochos" imaginarios y círculos en el aire, o tapándose coquetamente parte del rostro. El hombre lo agita en forma de circulos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada